dissabte, 15 de setembre de 2012

Un paseo aéreo

Avui comença aquesta nova Secció, PONGAMOS QUE HABLO DE MADRID,  que varem anunciar. Cròniques dels nostres corresponsals "Hernández y Fernández" que ens informaran fidelment de coses que passen per la capital.

Pues ya estamos de vuelta. Y Madrid nos vuelve a engullir en ese torbellino de prisas, en ese quiero y no puedo tan suyo. Los corrillos en aceras y pasillos en los que hace unos días nos contábamos las vacaciones, van dejando paso a ese ligero gesto de levantar la mano, con la sonrisa forzada de “voy corriendo, que no llego”. Y no pasa nada. Todos vamos igual. Madrid es así. Pero mejor que no nos pille desprevenidos. En un sitio como este hay que saber evadirse y mirar a la ciudad un poco por encima del hombro. Por ello, aprovecho mi estreno en cartelera para recomendaros un paseo en el teleférico de Rosales.
 

Construido en 1969, empezó, como tantas cosas en este país, con mal pie, y no pudo ser inaugurado para las Fiestas de San Isidro de aquel año, contrariando así el deseo de Carlos Arias Navarro, por entonces alcalde de la ciudad. Los vecinos, interpusieron un interdicto alegando que, en su trazado original, el nuevo montaje invadía la intimidad de sus hogares. No les faltaba razón, como podréis comprobar en vuestra visita. Pero todo parece indicar que sus protestas no llegaron muy lejos. Anécdotas aparte, el paseo por el aire merece la pena, distrae y relaja. Y ya con los pies en el suelo, la caminata desde el punto de llegada hasta el lago de la Casa de Campo no tiene nada que envidiarle. Toda una delicia para tomarse la vuelta al cole con algo de perspectiva.

Hérnandez y Fernández

2 comentaris:

Clara ha dit...

Welcome a bordo!!!
A ver si las protestas de hoy #15S dan más fruto que la de los vecinos que se opusieron a la construcción del teleférico... :)

carme ha dit...

es una perspectiva inédita para mi. Quizás ahora que Madrid ha perdido dos piezas mayores (...) voy a ir menos, pero cuando vaya, no me lo perderé. Gracias