dijous, 8 de desembre de 2016

El Post del Lector

Este verano en la playa vi que una persona, que estaba tendida cerca de mí, leía un libro con inusitado interés. La curiosidad,  que nos lleva a querer saber que está leyendo al que tenemos al lado, mi hizo girar la mirada y vi que se titulaba “La Noche de la Usina” de Eduardo Sacheri.
La semana pasada, en una visita a la biblioteca municipal, revisando las novedades,  me topé el libro. Y me acordé de la lectora de la playa y del anuncio de la Lotería de Navidad de hace unos años que decía que los números nos llaman. Yo pensé, los libros también. Es la segunda vez que me sale al encuentro.  Así que lo tomé prestado.

Nos cuenta una historia, al hilo del corralito argentino, sobre el uso desaprensivo de información privilegiada por parte de unos tipos para lucrarse y aprovecharse de la buena fe de los  habitantes de un pueblo que estaban reuniendo dinero para iniciar un proyecto industrial y la venganza de  que se toman éstos por la estafa.
Dos días,  en ratos libres, es lo que he tardado en leerlo. Una pequeña obra de arte. El autor es argentino, está escrito en argentino y usa toda la socarronería, epítetos,   buen humor e inteligencia de aquellas tierras.

Los diálogos vivos, ingeniosos, la ironía genial. “La sigue hacía allí sin poder quitar los ojos de sus curvas. Como ella camina delante, Rodrigo puede darse un banquete de suposiciones. Y pensar que hay un idiota por ahí que puede trocar estas suposiciones en certezas”. ¿Se puede ser más fino?
El libro está editado por Alfaguara y tiene el premio de Alfaguara de novela de 2.016.
En fin, no he podido contenerme y escribírselo a los amigos del Blog. Lástima que se lee muy rápido, aunque, eso sí, sin dejar de sonreír.

Juan González.